El Observatorio de la Energía es la unidad de la Agencia de Energía de Barcelona responsable de llevar a cabo la planificación y el seguimiento de la situación energética de la ciudad. El Observatorio de la Energía obtiene información energética y edita periódicamente un informe de balance energético, aparte de planificar actuaciones concretas que deben llevarse a cabo a corto plazo en materia energética en la ciudad y hacer su seguimiento.

Se debe hacer una actualización constante de la información para poder gestionar la realidad energética de la ciudad. Disponer de datos y de la evolución de esta información permite valorar las políticas energéticas que se aplican en la ciudad y definir líneas futuras de actuación.

Balance de energía

Barcelona consume 13.222 GWh/año y, de estos, solo cerca de 1.229 GWh se producen con energías renovables. Para reducir el consumo global de 7,95 MWh de media por habitante, el Ayuntamiento quiere minimizar la dependencia energética de la ciudad de los combustibles fósiles, fomentar la generación local de energía renovable para reducir las emisiones de CO2 y diseñar un nuevo modelo energético más sostenible. Debemos tener en cuenta que en el 2020 se bajó desde los 15.320 GWh/año del 2019, a causa de la pandemia de COVID-19, y que estos descensos no están consolidados.

Actualmente, la ciudad genera localmente 4.373 GWh/año de electricidad, una cantidad que representa en torno al 76 % de la energía eléctrica que se consume en Barcelona. Pero de esta energía solo un 1 % es renovable, por lo que el reto es doble: generar más energía local y que sea limpia.

¿Qué podemos encontrar en el balance?

Todos estos datos son los que contiene el nuevo Balance 2018 de la energía de Barcelona. Cabe destacar que en él se pueden encontrar los datos por distritos, el impacto que tiene el consumo energético en términos de gases de efecto invernadero, principal causante del cambio climático, y la evolución de las emisiones en Barcelona durante los últimos años.

También incluye el balance energético del Ayuntamiento, que supone el 3,6 % del consumo global de la ciudad. Este consumo se ha mantenido prácticamente estable en los últimos años, a pesar del aumento del número de equipamientos y servicios municipales, lo que se explica por las actuaciones de ahorro y mejora de la eficiencia energética en ámbitos tan diversos como los edificios y los equipamientos, el alumbrado o las flotas de vehículos, entre otros.

Consumo de energía en Barcelona. Diagrama de Sankey

En el siguiente gráfico se muestra el diagrama de Sankey de la energía en Barcelona. Este tipo de gráfico permite visualizar de forma rápida cómo se reparte la energía que se consume en la ciudad por sectores y fuentes, qué parte es renovable y cuál no, y qué relaciones hay entre sí.

Generación renovable en Barcelona

La generación renovable en Barcelona se centra principalmente en la energía solar térmica y la energía solar fotovoltaica. Los siguientes gráficos muestran la evolución de cómo se han implantado en la ciudad.